visité Londres y me supo a poco
Un recorrido intenso por la capital del Reino Unido, que duró unas 8 horas, desde el Museo de Historia Natural y hasta el puente de Westminster y fue la primera vez que visité Londres y me supo a poco
Comparte en redes sociales

 

Visité Londres y me supo a poco. Acudí por primera vez a la capital del Reino Unido en marzo de 2018 en un viaje familiar para conocer la ciudad en la que vivió mi hermano por unos cinco años.

Mi hermano residía en Cambridge, que se encuentra a algo más de una hora en tren de Londres por lo que el destino del viaje era esta, Cambridge, popular por su universidad fundamentalmente y hasta allí llegamos aprovechando las vacaciones de Semana Santa.

Fueron unos cuatro días de viaje que con los desplazamientos de llegada y regreso se quedan en unos tres días y medio, de ahí que tuviéramos solo un día, unas 8 horas para conocer una ciudad que tiene tanto por ver.

 

La primera vez que visité Londres y me supo a poco, unas 8 horas y tanto que ver

 

Es lo único que lamento de mi primera vez conociendo la capital del Reino Unido porque en lo que se refiere a la meteorología la verdad es que el día que escogimos para conocerla no nos llovió nada, estaba nublado pero lo que viene siendo habitual en esta ciudad.

Domingo y Pascua salimos del tubo (metro) para comenzar el recorrido en el Museo de Historia Natural y después de un rato (unos 30 minutos) en cola para poder entrar decidimos continuar y no seguir perdiendo tiempo en fila. Será la próxima vez.

 

 

Continuamos hacia Kensington Garden, uno de los parques imprescindibles que ver en Londres. En él se encuentra el Albert Memorial, la estatua dedicada a Peter Pan y la galería de Serpentine. Pasamos un largo rato recorriendo el parque y mucho tiempo entretenidos con las ardillas.

Salimos hacia el teatro Royal Albert Hall para disfrutar de su inmensidad de pasada y poner rumbo al museo Tate Modern en el que hasta las seis de la tarde puede subirse a su mirador y disfrutar de unas buenas vistas panorámicas GRATUITAS de la ciudad.

 

visité Londres y me supo a poco

 

Desde lo alto del Museo Tate Modern se pueden obtener unas vistas panorámicas de Londres muy buenas, GRATIS

 

Terminamos nuestro recorrido paseando junto al río Támesis hasta el puente de Westminster, segundo que cruzaba el río en el momento de su apertura en 1862. Lo diseñó Thomas Page, mide 250 metros y su color es verde por el color de los bancos de la Cámara de los Comunes del extremo norte del Parlamento, donde se encuentra éste.

Cerca de él se encuentran las atracciones más importantes de Londres, el Big Ben, Westminster Palace y Westminster Abbey y fue, al atravesarlo, el final de nuestra visita, la primera vez que visité Londres y me supo a poco.