el puente aéreo madrid-BCN
Uno de los problemas que habría que solucionar para conseguir que el AVE se la opción menos contaminante es la "conectividad". Los trenes tendrían que llegar a las principales terminales
Comparte en redes sociales
  • 2
    Shares

 

El puente aéreo Madrid-BCN que lleva desde 1993 realizando estas rutas se encuentra, desde comienzos de año, en materia de estudio dada la propuesta hecha por el Ayuntamiento de la ciudad condal al Aeropuerto del Prat en la que, para reducir las emisiones de carbono piden que se eliminen las rutas más cortas y se sustituyan por medios de transportes alternativos.

Esta conexión aérea directa movió en el 2019 a más de 2,3 millones de pasajeros y supone el 17,8% de todos los vuelos del aeropuerto barcelonés además del 4,7% entre vuelos nacionales e internacionales.

Se caracteriza por reducir los tiempos a su máximo posible, el embarque se encuentra cerca de los mostradores y además se puede facturar hasta 15 minutos antes de la salida del vuelo.

 

El puente aéreo Madrid-BCN movió el año pasado a más de 2,3 millones de pasajeros (17,8% de los vuelos)

 

De este puente aéreo Madrid-BCN se realizan hasta 26 vuelos cada día en cada sentido, es decir, 52 en total. Comienzan a las seis y media de la mañana y finalizan a las diez menos cuarto. Durante sus picos de “horas punta” la frecuencia entre cada vuelo va entre 15 o 30 minutos.

En el Ayuntamiento de Barcelona se propusieron reducir las emisiones y para llevar a cabo esta misión trabajarán conjuntamente con otras instituciones como la Generalitat y el Gobierno Central.

Cabe señalar que este proyecto está actualmente en fase de estudio por parte del Ministerio de Fomento. Requiere de una gran coordinación entre Adif, Aena, Iberia y Renfe.

 

 

 

 

Como alternativa al puente aéreo podría plantearse el AVE, el cual no genera emisiones, según aseguró el concejal de emergencia climática y transición ecológica de Barcelona, Eloi Badia. Para él, la sustitución de las rutas por avión por el tren es posible.

El transporte ferroviario de alta velocidad, AVE, trasladó en 2018 a más de 4,27 millones de pasajeros entre Madrid y Barcelona, el doble del puente aéreo.

 

El avión alcanza 115 kilogramos de emisiones de CO2 por persona frente a los 17 kg del tren

 

Los trenes tardan dos horas y media y suponen la emisión de 17 kilogramos de CO2 mientras que en avión aunque la duración es menor, de una hora y quince minutos, sus emisiones son muy elevadas, de 115 kilogramos por persona.

Uno de los aspectos importantes a tratar es la conectividad. Esto es, que mientras el puente aéreo supone una alternativa muy cómoda y accesible para conectar un vuelo con otro, no ocurre lo mismo con el tren, ya que estos pasajeros se verían obligados a tener que trasladarse desde la estación al aeropuerto.

 

El tren se postula como el medio de transporte alternativo que sustituirá al puente aéreo Madrid-BCN

 

Luis Gallero, director ejecutivo de Iberia y CEO de IAG, incidió durante la celebración en Madrid de la Cumbre del Clima, de a importancia de trabajar para que el AVE llegue a las principales terminales para evitar vuelos de conexión para los viajeros de largo recorrido.

Además de Barcelona, otros países como Países Bajos y Alemania también realizaron una propuesta similar que consiste en reducir los vuelos cortos.

Otros países europeos presentaron a la Comisión Europea una declaración conjunta en la que piden la creación de un impuesto europeo a la aviación. En el documento argumentan el alto impacto sobre el medio-ambiente que tiene en comparación a otros medios de transporte.

 

Fuente: Tourinews


 

Dinos qué piensas aquí: 

[contact-form-7 id=”505″ title=”Dinos qué opinas”]